MARTIN USTARIZ | SRA INÉS, LA MUJER MÁS FOTOGRAFIADA DE CARACAS

LA NARRATIVA A TRAVES DEL ENSAYO FOTOGRAFICO

Por Martin Ustáriz

Fotógrafo Ensayista y Documentalista.

Caracas, Venezuela – 06 de Octubre 2016.

 

Este Ensayo participó en el POY Latam 2015 que se realizó en San Miguel de Allende, México.

 

La palabra “ensayo” tiene su origen en el idioma francés  “essai” que implica una prueba, y una tentativa. Cuando relacionamos la palabra «ensayo»  con  el aspecto  Literario el significado  lo relacionamos directamente con una prueba,  un reconocimiento o  un  examen de nuestros pensamientos.

Entonces el ensayo literario es un escrito en el que el autor refleja la forma en que su pensamiento discurre y así lo interpretó  el Conde Michel Eyquem de Montaigne (1533 – 1592) quien fue un reconocido  filósofo, escritor, humanista, un moralista del Renacimiento y especialmente el creador del género literario conocido en la Edad Moderna como Ensayo Literario.

 

Es de ahí la similitud entre el término “ensayo” cuando lo relacionamos entre el  género literario y el nuevo género del fotoperiodismo. En donde la  fotografía  es un medio de comunicación que transmite y expresa ideas a través de en un proceso que implica una emisión pero también una interpretación.  Es así entonces una expresión visual, basado en un sistema de comunicación no verbal, y totalmente interpretativo a través de la  óptica.

 

Pero cuando nos permitimos  utilizar a  la imagen fotográfica  como un  elemento de  expresión  de ideas de la misma manera que usamos las palabras  a través de  la literatura, podemos entonces interpretar al  Ensayo Fotográfico como  la “obra”  constituida por un número de imágenes con un estilo consistente, estructurada con  una intención muy clara  que permite dar un discurso a través del lenguaje óptico fotográfico

 

Las opiniones y los puntos de vista de su creador (el Fotógrafo) están inmersos en el tema elegido por él, bajo su propio criterio, expuesto a su ideología y a su agenda cultural. Para  poder así enjuiciar al mismo tema expuesto. Es la Historia donde el sujeto es el protagonista.

 

Bajo este mismo criterio el fotógrafo William Eugene Smith (1918 – 1978) quien es considerado como uno de  los padres del Foto Ensayo, desarrolló este  género, dentro de las distintas variedades del fotoperiodismo.
Para W. Eugene Smith el  ensayo fotográfico es una especie de objetividad que de paso reaparece vinculada al carácter de la técnica fotográfica sometiéndola a una ambigüedad consistente.

 

“El reportero gráfico no tiene otra que la aproximación personal a los hechos; y es imposible para él ser completamente objetivo. Honesto Sí, objetivo No”.

 

Ensayos fotográficos más conocidos por William Eugen Smith, encontramos:

 

  • Country Doctor (1948) ensayo fotográfico del Doctor Ernest Ceriani en el pequeño pueblo de Kremmling, Colorado.

 

  • Spanish Village (1950) ensayo fotográfico del pueblo extremeño de Deleitosa, en España, realizando 1575 fotografías y un informe de 24 páginas para el reportaje. Se editaron 22 millones de ejemplares entre el original y las reediciones.

 

  • Nurse Midwife (1951) ensayo fotográfico sobre la enfermera Maude Callen, en California del Sur.

 

  • A Man of Mercy (1954) ensayo fotográfico del Doctor Albert Schweitzery su trabajo humanitario en África.

 

  • Pittsburgh USA (1955) fotografías sobre una ciudad industrial en decadencia.

 

  • Haiti (1958-1959) ensayo fotográfico de un Instituto psiquiátrico en Haití.

 

 

El ensayo de mayor importancia es Minamata (1971-1975) trabajo fotográfico y de investigación  sobre los efectos de la contaminación industrial del sector que afectaba a los residentes del pueblo pesquero de Minamata (Japón).–

El baño de Tomoko – Minamata.- hace referencia fotográfica sobre una  niña japonesa llamada Tomoko Uemura quien tomaba su baño diario asistida por su madre en diciembre de 1971,ya que sufría de un gran deterioro neurológicos que comprometía  su sistema motriz. Los registro de Smith permitieron en detalle el retrató de evidente deterioro en salud de los niños afectados para su reportaje “Minamata: una advertencia al mundo”.

 

La fotografía se publicaría al año siguiente (1972) y el trabajo completo en 1975, en la revista Life. Cabe destacar que el  ensayista y su mujer pasaron tres años en Minamata, al sur de Japón, documentando los efectos devastadores sobre el sistema neurológico de más de 14.000 víctimas intoxicadas con el mercurio que la empresa química CHISSO llevaba ya décadas arrojando al mar de Yatsushiro. Como resultado de esta profunda investigación el fotógrafo y su mujer fueron acosados durante los tres años que permanecieron allí. Smith fue agredido por empleados de la empresa CHISSO, al punto que le generaron una fuerte lesión que le hizo  perder la visión de un ojo. Como conclusión de este trabajo y del producto del Ensayo Fotográfico se alertó y sensibilizó a la sociedad japonesa -y al mundo entero- de la falta de escrúpulos de algunos empresarios industriales.

 

En Venezuela a finales de los años 70 y en la década de los 80 un buen grupo de fotógrafos se permitieron desarrollar  nuevas propuestas a través las  imágenes utilizando el  estilo del ensayo fotográfico, mediante el cual  desarrollaron las técnicas que examinaron el pensamiento inmerso en el  mensaje de protesta y de la conciencia social del venezolano. Estas obras fotográficas nos narraban historias de una profunda realidad  social, con  pobreza, en donde los afectados estaban siendo ocultos tras el manto de la indiferencia de la explotación y el abuso, una sociedad afectada con  muy pocos recursos económicos, así mismo  pero  de  manera  inversa narradores de estas historias  nos mostraban también  a través de sus imágenes, la extravagante forma de vida  de una sociedad sumergida en el derroche y creyentes de su propio mundo  ajeno a esa  realidad de vida de la época de los finales de años 80 en Venezuela, que luego se evidenció en una profunda crisis social y económica que se materializo como el fenómeno conocido como el Caracazo del 89.

 

Entre los fotógrafos ensayistas venezolanos  más destacados de este género están Federico Fernández, Luis Brito, Vladimir Sersa, Alexis Pérez Luna,  Alejandro Vásquez, Esso Álvarez, entre muchos más fotógrafos.
El fotógrafo Federico Fernández quien fuera Premio Nacional de Fotografía 1995. Nos enseño a conocer la fuerza de fotografía y nos  mostró esas dos realidades,  ademas  nos  señalaba su reconocimiento  hacia  las obras del reportero grafico norteamericano W. Eugene Smith (Motor de la Filosofía Humanista), quien pudo perfeccionar este género fotográfico.

 

 

 

Entre los  Ensayos del  fotógrafo Federico Fernández destacan:

 

-Los Vasallos de la Candelaria (1975)

-… Y la identificación de un pueblo (1976)

-Intervenciones hacia el Blanco (1978)

-Identidad con el teatro (1978)

-Inaugurando (1979)

-Súper Galaxia (1983)

-Vía Crucis (1983)

-Nicaragua, Tiempo de Guerra (1984-1986)

-La Guaira, dos visiones de un mismo dolor (1999)

-Rio Caribe (1994)

 

Para quienes tuvimos el privilegios de ser alumnos de Federico Fernández puedo afirmar que entre los  apuntes obtenidos de sus talleres sobre el ensayo fotográfico reconoce  que las verdaderas  motivaciones en torno al Ensayo Fotográfico surgieron  a propósito de las obras del reportero grafico norteamericano W. Eugene Smith a quien señala como el (Motor de la Filosofía Humanista), y  quien perfeccionó este género fotográfico como lo fue el ensayo fotográfico desde 1947 hasta 1954. Recalcando  que esta  técnica que  aprovechar la pauta fotográfica para registrar lo que otros por ceguera o indiferencia  no reconocen al verlo, ya que solo lo  miran , decía.. “El acto de fotografiar  es inefable, por lo tanto la organización de lo fotografiado se le asemeja y el conjunto va a tener UNA TONALIDAD para, verse entonces como  político, social  o cualquier otro motivo. Es el espectador quien pone el resto. Este es el verdadero valor para que sus trabajos de ensayo fotográficos puedan destacar”.
…………….

Leave a Reply