Macromiradas | Felix Mignogna

 

Reptiles

 

Recopilación fotográfica de rostros escamosos, vemos detalles y características de diferentes especies de serpientes venenosas y no venenosas. Esta es una serie de ocho fotografías trabajadas en un ambiente controlado, vale la pena recordar que estos animales son indispensables para nuestro ecosistema, cuidemos y respetemos todo ser viviente. En siglos pasados las serpientes eran vistas como seres míticos, a lo largo de la historia las serpientes han ocupado un lugar importante en todas las culturas, incluso en La divina comedia Dante nos habla de su encuentro con reptiles y serpientes, de este modo nos relata cómo una serpiente toma figura humana:

El hombre y la serpiente se correspondieron de tal suerte, que cuando ésta abrió su cola en forma de horquilla, el herido juntó sus dos pies. Las piernas y los muslos de éste se estrecharon tanto, que en poco tiempo no quedaron vestigios de su natural separación. La cola hendida de la serpiente tomaba la figura que desaparecía en el hombre, y su piel se hacía blanda al paso que dura la de aquél. Vi entrar los brazos del condenado en los sobacos; y las dos patas de la fiera, que eran cortas, se alargaban tanto cuando aquéllos se encogían. Las patas de detrás de aquélla, retorciéndose, formaban el miembro que el hombre oculta, y el del miserable dividióse en dos patas. Mientras que el humo daba el color de la serpiente al hombre y viceversa, y hacía salir en aquélla el pelo que quitaba a éste el uno, es decir, la fiera transformada en hombre. (Canto XXV de La divina comedia, p. 91).

 

Referencias

Alghieri, Dante. La divina comedia. Eduven.

Leave a Reply